Las compañías contratan servicios de desarrollo de software personalizado

Una tendencia cada vez más extendida entre las empresas de mediano y gran tamaño es la de cubrir sus necesidades en cuanto a sistemas informáticos, mediante la contratación de servicios de desarrollo de software personalizado. El motivo es simple: se busca adquirir un producto específicamente diseñado de acuerdo a los requisitos de la organización y que cumpla de la mejor manera con las funciones vitales que demanda el trabajo diario en la compañía.

Previamente, las compras involucraban sólo productos estándar, que pese a que pueden tener reconocimiento y amplia trayectoria en el mercado, deben proveer a los consumidores de un rango más extenso de posibilidades dentro de un rubro determinado. Esto se explica por la necesidad de captar a un gran número de clientes con demandas similares pero no idénticas. En la mayoría de los casos, las licencias para este tipo de software tienen un costo muy elevado y brindan un soporte técnico que no se ajusta a las problemáticas específicas de cada empresa. Además de los problemas relacionados con la personalización del software, del que empresas como JackpotCity pueden sacar mucha ventaja en términos de publicidad, se suman problemas derivados de la actualización y derechos de los programas, es decir, el acelerado paso con el que los softwares y dispositivos evolucionan da paso a que en menos de un año, tanto aplicaciones, programas y aparatos terminen resultando prácticamente obsoletos o no puedan usarse debido a restricciones legales.

Es por eso que en el caso de alternativas que implican un desembolso presupuestario similar, la contratación de una compañía de desarrollo permite especificar las funcbudgetaryionalidades y prestaciones que se buscan en una aplicación, y esa ventaja puede superar ampliamente las complicaciones que derivan de los plazos de duración de este tipo de proyectos hasta que se entrega el producto deseado. Asimismo, la creciente tendencia al “outsourcing” (es decir, a la externalización de tareas) permite la contratación de servicios de desarrollo en lugares del mundo como la India, donde los costos vinculados a la mano de obra son muy inferiores a los de los países desarrollados, abaratando enormemente su valor final y convirtiéndolos en una iniciativa factible.

El enfoque en este tipo de vínculos debe centrarse en la comunicación entre ambas partes, cliente y proveedor, para garantizar un resultado de calidad satisfactoria de acuerdo a las especificaciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *